RESEÑA: MI HERMANA VIVE SOBRE LA REPISA DE LA CHIMENEA - ANNABEL PITCHER

miércoles, 22 de julio de 2015

 
No sé exactamente qué me llevó a comprar 'Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea'. No tenía una buena sinopsis en la contraportada (la que te muestro arriba no es la que aparece) y además el título denotaba un libro sobre muerte, y a pesar de que suelen encantarme las novelas negras, los libros en los que se trata la muerte de 'un ser querido' (es decir, de forma emocional) no son lo mío.

Lo compré el año pasado en un viaje y, ese día, solo me dio tiempo a leer los primeros seis de los veintitrés capítulos que tiene el libro. No ha sido hasta este mes de Julio, casi un año después, que he vuelto a animarme con él. Tanto es así, que he tenido que volver a leerlo desde el principio.

Con esto ya habrás adivinado que no me cautivó lo suficiente en su momento, y aún ahora, tras haberlo terminado, sigo sin saber exactamente si me ha gustado mucho o poco.

Annabel Pitcher nos cuenta, desde los ojos de Jamie, un niño de diez años, una historia dramática y bastante realista con toques de humor y ternura.
Me gusta mucho la forma de narrar que se utiliza, ya que podría creerme perfectamente que estuviese contada por un niño. Y sin embargo al mismo tiempo es clara y concisa.
Tiene la brutal sinceridad de un niño, su ilusión, su inocencia, y aunque los diálogos están insertados dentro de la narración en lugar de colocarse con sus guiones como estamos acostumbrados a ver, (cosa que realmente me ha recordado a la redacción de un niño) no es complicada de seguir.

También he de admitir que ha despertado en mí todas las emociones que se proponía: angustia, ira, tristeza, decepción, indignación, esperanza ... 

He detestado profundamente a los padres en esta historia. Aunque supongo que eso es una buena señal, porque significa que me he puesto en el lugar de sus hijos.
Y sin embargo, mi perspectiva ha cambiado (un poco, no del todo) respecto a uno de ellos conforme iba acabando el libro, ya que la autora ha sabido hacer entender a Jamie, y por tanto al lector, una parte de sus motivos.

Los niños de esta historia, Jamie y Sunya, han sido simplemente adorables y su amistad me ha parecido bastante creíble y entretenida. Ella ha sido para Jamie, quien vive en un hogar roto (esperando con ilusión que un día todo se arregle y su familia sea la misma de antes y solo consigue darse con la realidad en las narices), ese rayo de sol y esperanza. Quien le inspire a ser una mejor versión de sí mismo.

Por otro lado, me hubiera gustado que se profundizase un poco más en el problema alimenticio de Jasmine, o que simplemente no se mencionase si no se iba a desarrollar como es debido. Ya estaba su repentino cambio de apariencia y gustos, propio de su edad y que sí tiene justificación en la trama.
Jasmine es un personaje que me ha gustado mucho y al que he llegado a coger cariño, una adolescente que quiere cuidar de su hermano pequeño y que sus padres la quieran por quien es, no por a quien se parece, y a la que éstos ignoran precisamente por querer diferenciarse.

También creo que la muerte de Rose tiene más peso que el propio personaje. Es verdad que Jamie no la recuerda y, al ser desde su punto de vista tiene sentido que Rose no se desarrolle del todo, pero de todos modos me ha parecido que para ser el punto inicial de los problemas de la familia podría haberse presentado un poco más.

 Este libro es, en mi opinión, de esos que tienen una parte bastante espesa, comencé a leerlo de nuevo con renovado interés, pero conforme leía se me hacía más espeso. Lo bueno es que conforme iba terminando se volvía más interesante.
La idea de ver un concurso de talentos no me llamaba para nada, pero es tras éste que el libro te engancha y te anima a querer seguir leyendo.




Como digo, no sé si me ha gustado mucho, (porque hay partes de él que sí lo han hecho) o si diría que es entretenido pero nada más.
Sí lo he recomendado, sobretodo por realista, por su narrativa tan convincente y fresca, y por conseguir emocionarme.
Pero no voy a mentir, me parece algo denso a pesar de tener tan pocas páginas.

Ingrid, del blog A solas con un libro, me comentó que a ella le había encantado, especialmente la forma de darle voz a los personajes. Y me recomendó leer 'Nubes de Ketchup' de Annabel Pitcher si me gustaba tanto como a ella. Me hubiese gustado que asi fuese, pero de todos modos echaré un vistazo a ese otro libro de la autora. ¡Gracias!



¿Quieres leer un fragmento de este libro de forma gratuita y legal? Aquí lo tienes.

 · · · · · · · ·


Si has leído este libro, cuéntame tu propia opinión. 
Y si no lo has hecho, ¿te llama la atención? ¿Lo leerías?


4 comentarios :

  1. Hola :) La verdad es que suena simpático desde el titulo, pero eso de las partes espesas no es algo que me guste mucho, y si se me hace tedioso, tiendo a abandonar a no ser que sea una lectura que haya deseado mucho. Gracias por la reseña, un besin^^

    ResponderEliminar
  2. Hay libros que cuando comenzamos a leernos no nos llama mucho a atencion pero después nos van cautivando tanto que tenemos que terminarlos y también me a pasado que la sinopsis no dice mucho y pensamos que no es bueno y cuando nos decidimos a leerlo nos encanta.
    Saludos

    http://historiassparacontarr.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! no habia oido hablar de este libro, pero veo que tiene muchos altibajos, y que no lo has disfrutado del todo, asiq ue lo dejare pasar por ahora. Gracias por la reseña
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya te sigo y te invito a visitar mi blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola! no conocía este libro, solo por el título me llama la atención aunque veo que no te ha gustado muchísimo.
    Pero le voy a dar una oportunidad :-)
    Está muy bién el blog, muy bonito el formato.
    Yo también he empezado hace relativamente poco.
    Te paso mi blog por si quieres suscribirte:

    http://musicaparaunlibro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

¿Vas a dejar un comentario? ♥ ¡Muchas gracias!
Tu opinión me ayuda a mejorar, y la valoro de verdad.
¡No dudes en contarme o preguntarme cualquier cosa que se te pase por la cabeza!
Eso sí, trata de ser respetuoso y de que tu comentario tenga contenido (que no sea solamente publicidad para tu blog/web).

Ah, y... ¡Vuelve pronto!